sábado, 9 de junio de 2012

Pequeñas diferencias en sonoquímica


Esta vez sí hago caso del tema propuesto para el XVI Carnaval de Química. Y ya que todo empezó para mí con la sonoquímica (los ultrasonidos aplicados a la química) empezaré por aplicarlo aquí.

¿Qué es lo único que se requiere para la sonoquímica? TIC TAC, TIC TAC...


http://www.tic-tac-web.com/img-interface/reloj07.png
¿Lo sabéis? ¡El disolvente! En la entrada anterior general, se dijo que el sonido necesita un medio para transmitirse, que puede ser gas o líquido (un medio fluido-elástico), pero también sólido. Sí, los mejores propagadores de las ondas ultrasónicas (del sonido en general) son los sólidos. Como nos decía en clase el profesor Pedro Cintas: ¿Os acordáis de la peli de vaqueros, en la que el indio pone la oreja sobre el suelo para calcular la distancia que les separa de los enemigos?

Entonces, ¿por qué no hacemos sonoquímica con sólidos? Porque son tan, tan buenos transmisores que se fracturarían. Como un terremoto: empieza con ondas infrasónicas que tienen tanto potencial que destruyen edificios y es cuando notamos sus efectos. Una pequeña diferencia o una gran diferencia...

Referencias:

Apuntes de la asignatura "Métodos no convencionales" del máster de Química Sostenible, impartida por el profesor Pedro Cintas de la Universidad de Extremadura.
http://4.bp.blogspot.com/-t81gtj8XuXM/T8s-zCmOxtI/AAAAAAAAHSI/j7oa_-9q8FY/s1600/CarnavaldequimicaXVI+copia.jpg

Este post participa en la XVI Edición del Carnaval de Química, alojado por Dr. Litos en ¡Jindetrés, sal!

1 comentario:

  1. Jeje gracias colega, así me gusta, que os ajustéis al tema auqnue sea en una segunda vuelta... XD

    Saludos!

    ResponderEliminar

¿Cómo terminar una historia?