jueves, 31 de julio de 2014

#Cinna200chNosinevidencia [actualización]

Por si no lo sabes, este sábado repito mi experiencia "suicida" con la homeopatía, está vez siguiendo las pautas de @CardesinJose, con quien mantengo una discusión sobre este tema desde que fui organizadora de la protesta en Barcelona.

Cambiamos el Sedatif PC por Cinna 200ch, bajo las condiciones pautadas por @CardesinJose, y lo hago a mi peculiar manera. Mi idea era tuitear cada media hora según me vaya tomando con el hashtag #Cinna200chNosinevidencia, PERO... he perdido mi móvil y no tendré el nuevo hasta el mismo sábado a mediodía. Así que mi intención de tuitear desde el tren no va a ser posible. Prometo tuitear antes de salir de casa, y en cuanto me conecte de nuevo, y a lo largo del día.

Si alguien más se anima, @CardesinJose y yo estaremos encantados :) Que sepáis que ha preparado un documento con los síntomas que yo debería experimentar pero que no puedo abrir hasta después para que no haya ningún tipo de sugestión. Como ya he dicho en varias ocasiones, a mí me basta saber que la dilución es 200ch para estar segura de que no queda ninguna molécula de principio activo por lo que estoy convencida de que, al igual que con Sedatif PC, no experimentaré ningún efecto ni primario ni secundario. 

Sacaría una foto de mi tubito de Cinna 200ch, pero no tengo móvil jejeje. Por cierto, la bromita cuesta 6,50€ en la farmacia Serra Mandri (a mí parecer vergonzoso..., pero bueno, dejaremos este tema para otra ocasión). Os tendréis que confirmar con la foto de Boiron




miércoles, 16 de julio de 2014

Neurozapping y Hablar en público con eficacia

Dada mi propensión a salir de mi zona de confort y complicarme la vida, lo que intento hacer es prepararme al menos lo mejor posible. No solo por Naukas, sino por mí misma, claro. Ya llevo un taller de interpretación teatral que reforzaré con uno de improvisación teatral en octubre; y este mes estoy haciendo un intensivo de “Hablar en público con eficacia”. Tengo la suerte de contar con un gran profesor con el que sobre todo nos lo pasamos muy bien, y como desde el primer día me definí (y me definieron) como la tímida de la clase, paradójicamente me siento protegida con esa etiqueta y me animo a participar bastante. ¡Y me llevo muchas sorpresas!, como escuchar que no entienden porque me he catalogado como tímida. Curioso experimento para replicar ;)

Después de los primeros ejercicios (presentarse ante la clase, y contar tres cosas del fin de semana), el tercer ejercicio era hablar sobre una canción o una película y conseguir la opinión del público (en nuestro caso la clase). Horror y pavor. No hice el ejercicio más que nada porque no me lo había preparado… Tenía en mente intentar jugar con el meme musical, pero me fui dando cuenta que sin tener la idea más desarrollada era muy difícil que saliera algo potable. Pero no me gusta rendirme… Así que tenía claro que iba a participar SÍ o SÍ en el siguiente ejercicio: hablar sobre un libro, con un toque de efecto que sería leer un fragmento.

Mi primer problema y más gordo era elegir un libro, porque es como si te preguntan por tu hijo, digo tu libro favorito. ¿Cómo elegir? Ya que existía la restricción de que tenías que llevar el libro a clase para enseñarlo y leer un trocito, limité un poco mi lista de opciones. Claro que así por las buenas, descartaba a Dostoievsky, Dickens, Chesterton, Miguel d’Ors, Enrique García-Máiquez, y no sigo para no convertir esto en la entrada interminable. ¿Y si me pasaba por una biblioteca a conseguir…? Descartado, demasiado rebuscado. Volvamos a mi estantería: descartamos también los que están en inglés, solo porque leer un párrafo en inglés ya es complicarme excesivamente la vida. Hum, ¿qué tal el último de José Ramón Alonso? Me daría pie a hacer una apología de la divulgación científica y podría hablar mucho y bien. Pero, ¿entonces dejo de lado la poesía? Porque podría leer el autorretrato de Manuel Machado que me ha flipado mucho…

Finalmente, y como ya sabéis por el título de esta entrada, opté por Neurozapping. A lo largo del ejercicio tenía que hablar del autor, del argumento del libro, y motivos para recomendarlo, además de leer un trozo. Y esto es más o menos lo que conté: 

Hola

Hoy quería hablaros de uno de los libros que he leído recientemente: Neurozapping. El autor José Ramón Alonso (no sé si llegué a decir el nombre, deslices de novata…) es neurocientífico, y además de dedicarse profesionalmente a la ciencia, es divulgador científico y tiene un blog y ha escrito tres libros. En este libro habla de las series de televisión de ahora y de otras épocas desde el punto de vista de la ciencia, y sobre todo del cerebro. Por lo que aporta una visión fresca y distinta de la que estamos acostumbrados. Os leo un fragmento, del primer capítulo, que es justo del que surge el libro: porque el autor después de  publicarlo el artículo en su blog, decide continuar en un libro que trate sobre las series y sus implicaciones científicas. El capítulo se titula The Big Bang Theory y el síndrome de Asperger, que es un tipo de autismo. El fragmento es… (otro error no llevaba marcada la página y casi no encuentro el párrafo que quería leer):

“Sheldon tiene muchas características que encajan en un diagnóstico de síndrome de Asperger. Los realizadores han dicho que no, que lo que tiene es “sheldonismo”, pero esa negación tiene toda su lógica. Si establecieran un diagnóstico concreto para el personaje, tendrían que atenerse a ello, disminuiría gran parte de su toque humorístico (las bromas sobre alguien con una discapacidad o un trastorno no son políticamente correctas) y los guionistas perderían libertad.
Sheldon, cada vez más famoso y con más admiradores, puede ayudar a que la gente conozca lo que es el síndrome de Asperger y, ojalá, a generar una mayor comprensión y simpatía hacia las personas afectadas.”
En el libro aparece Breaking Bad, La casa de la pradera y hasta Colombo y su ojo biónico. He leído alguna crítica del libro (aquí o aquí) en el que recomiendan haber visto las series antes de leerlo para que no te las destripen, pero mi experiencia es distinta: yo he descubierto muchas series a raíz de leer el libro y lo he disfrutado porque es una pasada (utilicé esta expresión en algún momento de mi exposición porque luego el profe dijo que depende de nuestro estilo podríamos decir ¡es una pasada! o mejor no).
Muchas gracias por escucharme.
El profe me dijo que a él le había parecido mi mejor exposición de las que yo había hecho. La verdad es que no sé si logré despertar interés en mi audiencia, realmente pienso que estaban más interesados en otro tipo de libros y que no motivé demasiado. Pero como tenía pendiente una reseña de Neurozapping decidí hacer este experimento y luego contarlo por aquí.

P.D.: hoy toca aprender a improvisar, ay, ay, ay.

viernes, 11 de julio de 2014

#Nosinevidencia: Últimas oportunidades

Si quieres protestar porque el Ministerio de Sanidad pretende regular la homeopatía como medicamento SIN que tenga que pasar por los controles farmacológicos habituales, ¡aún estás a tiempo! Mañana a las 12:00, tienes una cita: en Madrid, Santiago de Compostela, Murcia y Barcelona. No hace falta que te "suicides" homeopáticamente, si no quieres, nos basta tu presencia para protestar.

Ayer me confirmaron desde manifestacions@gencat.cat que la concentración de este sábado está permitida. Es la primera vez que me meto en semejante berenjenal, así que ya ves, que ser novato no es una excusa. Te espero mañana a las 12:00 en los Jardins Hahneman. #Nosinevidencia

jueves, 10 de julio de 2014

¿Guiño a Feynman?

“There’s Plenty of Room at the Bottom”
(Richard Feynman, Pasadena, 29 December 1959)


Ayer, en una reunión (en la que no acabas de entender por qué estás metida, pero eso es otra historia...), discutiendo sobre si nuestro método de fabricar vesículas sería adecuado para las nanocápsulas de otro grupo polaco, mi Directora de tesis dijo: 

- There's plenty of room inside the vesicle.

Y yo me quedé pensando si fue intencionadamente un guiño a Feynman, o le salió sin querer, o son hechos sin conexión. En cualquier caso, me sirve de auto-evaluación: niveles de frikismo ok y subiendo...

sábado, 5 de julio de 2014

¡ATENCIÓN! ¡IMPORTANTE! #Nosinevidencia

Soy una pésima organizadora de eventos suicidas homeopáticas, pero es lo que hay... Mi tiempo está dividido en muuuuuchos frentes.

A lo que voy: si estás en Barcelona el 12 de julio, y quieres sumarte a nuestra protesta porque el Ministerio de Sanidad quiere regularizar la homeopatía como medicamento pero SIN pasar por los controles por los que pasa un medicamento, por favor escríbeme YA a worlderlenmeyer@gmail.com, para estar en nuestra lista de correo y enterarte de lo esencial para el 12 de julio. 


domingo, 29 de junio de 2014

Suicidio homeopático el 12 de julio: ¿cuento contigo?

Desde este blog apoyé el manifiesto de #Nosinevidencia, y ahora os invito a sumaros a un suicidio homeopático. Sí, sí, como lo lees: el Ministerio de Sanidad quiere regularizar ¿medicamentos? homeopáticos, sin pasar por los controles que ha de seguir cualquier medicamento que se quiera comercializar. Se alega que es que la homeopatía "no tiene efectos secundarios" (habría que tener en cuenta el bolsillo del comprador y tiene consecuencias MUY alarmantes). Pero además, antes de preocuparnos por los efectos secundarios, deberíamos preguntar ¿tiene efectos primarios? Pues..., va a ser que no (y el a Fulanito le funciona no es un argumento). Pero por si aún no queda suficientemente claro, el 12 de julio #Nosinevidencia, Círculo Escéptico, ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, Asociación de Divulgación Científica de la Región de Murcia, Naukas.com, Hablando de Ciencia, convocan un suicidio homeopático en Madrid. Y para apoyarlo desde tierras catalanas, en Barcelona, también tienes una cita el sábado 12 de julio a las 12:00 en Jardins del Doctor Samuel Hahnemann (para deshonrar al inventor de la homeopatía).

Si quieres participar (y espero que lo hagas), escríbeme a worlderlenmeyer@gmail.com, para mantenerte informado de los detalles de la convocatoria.

Recuerda: nuestro lema es #Nosinevidencia.




miércoles, 4 de junio de 2014

El influjo de Carl Sagan (o algo así)

Adoro las bibliotecas y las tiendas de libros. Lo que pasa es que no debe ser bueno para mi salud así que intento restringir mis visitas para favorecer la economía monetaria y el equilibrio de mis estanterías. Porque sé que si entro en uno de esos magnos mausoleos del conocimiento humano, siempre encontraré algún huérfano que reclama insistentemente ayuda..., y todo sea por la caridad. 
Como se puede apreciar, es real el caso del equilibrio estanteril
En la calle de arriba de mi casa hay una pequeña librería que acabó por llamarme la atención y un día me decidí a investigar: es verdad que está en una zona muy turística pero tenía algo de genuina, con las estanterías repletas de libros ¡hasta el techo! (creo que lo que más me gustaba de niña de La Bella y la Bestia eran justamente esas estanterías...), agrupados por secciones pero desordenados. Ejemplares de segunda mano (bueno, yo diría que de la quinta hacia arriba por antigüedad) desordenados, colocados caóticamente unos sobre otros. Buscaba algo en concreto (el Señor de los Anillos en inglés) pero eso no me impedía detenerme en ciencia ficción, ciencia, poesía, teatro, clásicos, literatura catalana,... Entre ellos encontré Contacto de Carl Sagan, y como valía 4€ caí en la tentación. ¡Ay, ya he dicho que soy lectora compulsiva y deberían detenerme y prohibirme la entrada a semejantes antros de perdición!

El caso es que Contacto aguardó unas semanas (¿o han sido meses?) a que le tocara el turno entre mi lista de lectura. Lo empecé varias veces cuando no tenía nada más a mano, pero me costó encontrarle la emoción. Eso sí, me acabé enganchando cual droga de abuso, y así no he parado de devorarlo en los trayectos en metro/ferrocarril y también en la cama por las noches. Y justo hoy que me quedaban unas 20 páginas (puede que menos) para el final, es decir que estaba todo muy trepidante, lo he perdido. Sí, sí, como lo leen... Venía leyendo en el ferrocarril; me he bajado en mi parada; he llegado a mi destino y como llegaba con antelación me he acercado a un banco a acabarlo ¡pero no tenía el libro! He mirado y re-mirado... He pensado en volver a la estación: seguramente me lo dejé apoyado mientras colocaba mi mochila. Pero no me daba tiempo antes de mi cita. Tenía otros libros para por si acaso me acaba ese, pero es que ahora solo quería leer ese... Podía intentar buscar cuando estuviera en casa, una versión online para leer el final, pero es que quería leerlo AHORA.

En ese estado de descontento y de rabia, me he tropezado con un kiosco en la esquina de la calle, que venden libros. Y me he acercado y allí a primera vista estaba un libro de Contacto. ¿Casualidad o causalidad? No lo sé, sobre la marcha me lo he comprado por 2€. Los tenderos se han puesto a decirme que había hecho buenísima elección, que es un gran libro, y que el autor tenía una serie de televisión que es sensacional, y que él mismo introducía mejoras según avanzaban los descubrimientos científicos, que él la acababa de volver a ver y que le sigue pareciendo sublime.

Yo, más feliz que una perdiz, he terminado Contacto de Sagan. Espero hacer pronto una reseña en condiciones. La moraleja de esta historia es: ten cuidado cuando entres en las bibliotecas, librerías,... Y también la sorpresa que me produce que en dos puntos separados por 1,9 km tuvieran el libro ¡cuando yo esta tarde estaba desesperada por recuperarlo! Porque parecerá una tontería lo que he hecho, pero en mi defensa diré que fue Sagan el culpable.
Vía