domingo, 21 de septiembre de 2014

#DiaMundialdelAlzheimer

Era, pues, una ruta que no le interesaba, porque solo podía conducirlo al pasado. 
Parecía una anciana recién nacida. 
... que en cualquier lugar en que estuvieran recordaran siempre que el pasado era mentira, que la memoria no tenía caminos de regreso, que toda la primavera antigua era irrecuperable, y que el amor más desatinado y tenaz era de todos modos una verdad efímera. [Tres fragmentos de Cien años de soledad, Gabriel García Márquez]
Tuve la suerte de convivir con mi bisabuela: una abuelita a quien mi abuela llamaba mamá. No puedo decir que la "conocí", porque cuando yo tuve edad de conocer, ella ya no sabía quién era. No recuerdo cómo me explicaron qué era el "Alzheimer", ni si fui capaz de entenderlo. Sé que mi bisabuela ("la bisa") me daba un poco de miedo e inquietud: ¿en qué pensaba?, ¿me reconocía como yo la reconocía a ella? ¿Había que tratarla como una abuelita o como un niño? ¿Por qué sus palabras no decían lo que ella quería decir? No le gustaba el queso rallado en los macarrones, pero como los niños lo tomábamos ella también quería, y el gusto no le sabía bien, pero si le preguntabas que si estaban buenos, contestaba "están de muerte". Siempre quería volver a Tudela, pero allí ya no tenía casa: la desmantelamos cuando ya no podía ir, y todos los muebles estaban carcomidos, y la casa no tenía nada interesante para los niños, y nos aburrimos ese día. A veces se escapaba, o te hacía jugarretas para manipularte y conseguir lo que ella quería, a veces te desesperaba con las preguntas de ¿estáis comiendo? cuando te veía comer. Vi a mi madre y a mi abuela perder la paciencia con ella en múltiples ocasiones, pero nunca me dejaron faltarle al respeto, porque era una persona y un familiar querido. Mis últimos recuerdos de ella, son de una abuelita con el pelo entero blanco sentada en un sillón, que nos miraba sin expresión..., salvo que apareciera mi hermana pequeña: se le iluminaba la cara y quería cogerla, y mi hermana no se acercaba mucho. ¿Quién era su bisnieta para ella: una hija, una nieta? Todavía contestaba con monosílabos a nuestras preguntas. Le preguntaba mi madre si estábamos en familia. Y decía ¡sí! pero miraba de reojillo a mi hermano J. el más distinto de todos con desconfianza, "este se ha colado" parecía decir. No la vi cuando ya no se podía levantar de la cama, y le empezaron a fallar las funciones vitales hasta que se apagó del todo. Esos son todos mis recuerdos.

Hace unos años, mi abuela (su hija) empezó a demostrar ciertos síntomas que nos preocupaban: se olvidaba de las cosas, de 5 minutos en 5 minutos la misma realidad era totalmente nueva para ella. Y como su madre tuvo Alzheimer y su abuela demencia senil, la llevamos al neurólogo. En la primera visita, desconcertaba a la médico: porque siempre ha sido una crack del cálculo mental y contestó a todas las preguntas bien. Pero insistimos y le hicieron los tests al completo, y allí salió que si había un deterioro cognitivo significativo en los 5 años que habían transcurrido desde que hizo por primera vez esos tests que tanto odia. Usa unos parches que parece que han ido frenando ese deterioro en los últimos 2-3 años, un declive que a sus familiares se nos hace demasiado rápido. Ella se esfuerza todo lo que puede en llevar una rutina activa: prepara charlas sobre el Papa, se apunta todo lo que tiene que hacer en el móvil y sabe los horarios de Misa a su alrededor, y llegar al Centro de salud a controlar el Sintrom, y como le dice a cualquier médico (da igual que sea el oncólogo) "hago sopas de letras todos los días en la tablet y veo los debates de política en la TV, ¿eso convalida el hacer los tests?". Aprendemos con ella cuáles son sus necesidades y cuáles son nuestros límites. Dicen que en esta enfermedad es casi más importante cuidar al cuidador, que sufre un desgaste continuo no tanto por los olvidos del enfermo, como porque el paciente se vueve en ocasiones difícil de tratar: cabezota, desconfiado, hasta puede parecer que malvado y taimado. Yo me apunté a un curso de demencias neurodegenerativas para aprender y ayudar. Recuerdo que mi madre le contó que allí nos habían hablado de la importancia de donar el cerebro a la investigación, y mi abuela le dijo: "Yo quiero. Si eso puede evitar que a ti te pase lo mismo que a mí, yo quiero." Mi abuela acaba de cumplir 74 años en mayo, tiene 5 hijos y 15 nietos (16 contando a P.), aún sabe quién es y lo que quiere ("solo le pido a Dios que me mantenga la poca cabeza que tengo y la autonomía... porque esto es muy duro"). Aún podemos disfrutar con ella de muchos momentos: mi madre bromea con ella que tiene un Alzheimer selectivo..., y la queremos y la volvemos loca, y la piropeamos cuando se pone guapa. Aún no soy capaz de imaginar cómo seguirá este proceso hasta que los recuerdos de mi abuelita sean demasiado parecidos a los de mi "bisa", no puedo y no quiero. Hoy en el Día Mundial del Alzheimer un recuerdo agradecido a todas las personas que sufren y luchan, y a la investigaciones en marcha para entender esta enfermedad, porque sin ciencia no hay futuro, ese futuro mejor que yo quisiera para mi "bisa" y mi abuela.
La foto (de la que soy fan) fue tomada por Miguel Bueno López

lunes, 1 de septiembre de 2014

To be continued... in Gominolas de petróleo

Lo bueno de los Carnavales de la blogosfera ¡es que nunca acaban! El fin de una edición supone el principio de otra era de pasión por el conocimiento y su divulgación. Pero como anfitriona de esta #EdiciónSr toca hacer resumen y balance de lo que ha supuesto esta edición.

Y la verdad es que estoy muy contenta. Porque siendo un mes de vacaciones, ha habido en total 34 participaciones, y a mi juicio todas muy interesantes. Además, ha servido para que me quite un poco el polvo acumulado del silencio y escribiera un par de entradas para el Carnaval. A parte de tener casi cada día mucho por leer sobre química y ciencia, ¡así que moles de gracias para todos!

Espero que en septiembre en el blog de Gominolas de petróleo, que es el próximo anfitrión, doblemos las participaciones, que por algo ya empieza de nuevo el curso ;)

Paso a hacer una breve presentación de las entradas que han participado en esta edición veraniega del Carnaval de Química.

La escritora más prolífica es Marta Macho que nos ha regalado entradas impresionantes, como Arthur Caley, la teoría de grafos y los isómeros químicos: de cómo Caley abordó el estudio de los isómeros del alcano con la teoría de grafos para obtener ¡más isómeros que partículas en el Universo!

También ha mandado 11 efemérides relacionadas con la química, seguro que no esperabas que agosto estuviera tan lleno de química:

El 8 de agosto, conmemoramos a Benjamin Silliman, químico, que trabajó en análisis de minerales (entre ellos un meteorito), destilación del petróleo, además de fundar y editar la revista científica más antigua de Estados Unidos.

El 16 tocó la efeméride de Johan Kjeldahl y la cerveza, quizá te suene el método Kjeldahl de análisis de nitrógeno porque lo seguimos usando en la actualidad. Kjeldahl lo empleaba  para determinar la cantidad de proteínas en un grano de malta para hacer cerveza. 

El 18 celebramos Richard L. M. Synge (1914-1994), nada menos que el inventor de la cromatografía, y que trabajó en los péptidos del grupo proteico de la gramicidina.

El 19 de agosto, conmemoramos a Linus Pauling, Premio Nobel de Química y de la Paz, que recibió el Nobel de Química por su estudio en los enlaces químicos y cómo lo usó para elucidar estructuras complejas.

El 23 celebramos a Florence Barbara Seibert, bioquímica, que desarrolló un método eficaz para detectar la tuberculina.

El 27 tocaba doble efeméride: Carl Bosch (1874-1940), al que se le conoce por el proceso de Haber-Bosch que permite la síntesis de amoníaco a partir del nitrógeno de la atmósfera, un hito que permitió obtener fertilizantes químicos mejorando la agricultura. Y el descubrimiento del galio  mediante espectroscopía.

El 29 tuvimos dos efemérides. Primero conmemoramos ¡un elemento químico!: el 109, o Meitnerio que recibe su nombre en honor de la física Lise Meitner. Y por otro lado al químico físico Bernard Vonnegut que se dedicaba... a sembrar nubes, lean lean.

El 30 celebrábamos a Theodor Svedberg y la ultracentrifugación, puede que Svedberg te suene porque se usa como unidad de medida en la sedimentación.

Por último, el día 31 conmemoramos a Paul Ehrlich y su 'bala mágica': diseñando lo que llamó quimioterapia, diseñar medicamentos para dolencias específicas, en este caso la sífilis.

El siguiente autor a quien hay que felicitar es a César Tomé que ha mandado 6 entradas:

En De la valencia y el enlace químico (I) y (II) presenta de una forma amena la historia de las teorías que los químicos propusieron para entender la combinación química.
No te puedes perder su serie #próxima: esta vez nos habla de fluctuaciones cuánticas en la aspirina para explicar por qué se obtiene solo una de sus formas al sintetizarse cuando las dos son iguales energéticamente. También en esa sección Sol, agua, aire: amoníaco, ¿estamos ante la segunda revolución del amoníaco (la primera fue la de Haber-Bosch)? En Inteligencia contraterrorista contra el cáncer usando la terapia de boro con captura neutrónica explicado con el símil de un grupo terrorista (el cáncer). Finalmente, en Biosensores que huelen a rayos, materiales inteligentes para el envasado de alimentos.

El tercer puesto en escritores asiduos de esta edición, se lo lleva José Luis Moreno, que nos presenta la intrigante y apasionante historia del mapa de Vinlandi (I), (II) y (III) y toda la química que lleva detrás. 

Con dos entradas, hemos colaborado Gödel y la anfitriona. Desde Literatura es aprehender a la realidad, nos llegan dos poemas ingeniosos, sobre el Gas Ideal y Enlace (que parece uno de los temas más recurrentes de esta edición junto al amoníaco). Desde aquí, participé con Microscopía de barrido: ¡la ciencia es bella!, una visión personalísima y friki de esta técnica, y la toxicidad de ese arbusto ornamental que es la adelfa en No son más dulces que la miel...


Pero luego, hemos tenido bastantes participaciones únicas, que elevan la calidad de esta edición. Por ejemplo, @DaniEPAP nos trae un documental de Bill Nye. De Divulgades nos llega una noticia del CSIC: ¿los protectores solares son tóxicos para el medio marino? De particular interés es ¿Existe la molécula de dos átomos de carbono? en la que @manolo_ar explica un artículo escrito por R. Hoffman, Nobel de Química en 1981. A un nivel más accesible para estudiantes de instituto, pero en cualquier caso, ingenioso  y riguroso tenemos ¿Te ves gordo? No te preocupes. En realidad tu cuerpo es prácticamente un 100%... vacío por @franchicomol. ¿Cómo te explicaron a ti El concepto de mol (en Descubrir la química)?

En este Carnaval se ha hablado de temas de actualidad como el Ébola y sus mecanismos químicos para hacerse invisible en la célula, en Flagellum; los preceptos de la nanociencia en Acelerando la Ciencia; y también del envenenamiento por dioxinas de Yúshchenko en Quimitube; y la reducción de radiación en el compostaje en Compostando la Ciencia. Y me parece que no me he dejado a nadie, sino, hacédmelo saber.

Como veis, un Carnaval muy variado, entretenido y emocionante, porque así es la Química. Una vez más daros las gracias a todos. La Edición del Estroncio acaba aquí, y paso el testigo al estupendo blog de Gominolas de petróleo que acogerá el Carnaval durante septiembre. ¡Nos vemos por allí!




viernes, 29 de agosto de 2014

De evento en evento, y hablo porque me toca…

Internet hace que pasen cosas rarísimas. Por ejemplo, que alguien tan retraído como yo en el mundo real se recorra media España para ver y ayudar a gente que no ha visto en toda su vida, y que encima ¡se lo pase como nunca se lo había pasado!, porque comparte frikidades que jamás pensó compartir con nadie… Es la historia de alguien que despotricaba de Internet y de las redes sociales, pero que llegado al “punto de inflexión” decidió empezar un blog, pero con las dudas de si quería o no quería… buscó el nombre más enrevesado para el blog y el alias más impronunciable… Llevar un disfraz impronunciable me daba libertad para intentar expresar mi opinión sin que nadie mirase quién o por qué lo decía. Supongo que no contaba con engancharme pero tampoco con conocer a gente tan interesante.

Cuando todavía me ocultaba parcialmente bajo Ununcuadio, empecé a seguir Amazings, luego Naukas. Ya seguía a varios de sus colaboradores, y desde allí conocí a muchos más. Cada día (¡oh, aquellos días felices y desocupados del máster!) leía todas y cada una de las entradas y me perdía haciendo arqueología en su blog. Vivía a un tiro de piedra de Bilbao cuando me enteré de su evento en 2012, y tenía pensado acercarme, pero luego la vida me pudo (los demonios de Ununcuadio, I guess), pero estuve pendiente del streaming y luego me puse todas las charlas. Incluso vertí por aquí mis opiniones ácidas y críticas. En serio, yo creo que debo tener algunos genes de troll, que a veces no soy capaz de reprimir y se me escapan y me meto en cada fregao… Lo bueno es que acabo conociendo nuevos blogs y más personas interesantes. He cambiado bastante en dos años, ¡el mundo 2.0 curte, jajaja! Y una de las cosas fantásticas que me pasaron fue que Javier Peláez me preguntara si quería formar parte de Naukas tras enviarle a Supercrítico. Poder estar en la lista de correo de Naukas es tener la oportunidad de aprender de casi todo, y nos imagináis la rabia que me da no llegar a profundizar todo lo que me gustaría en los temas que van surgiendo…

Entonces, ¿por qué me perdí Bilbao 2013? Ya he dicho antes que Ununcuadio tiene muchos demonios… Tampoco me lo monté tan mal, ¿verdad? Pero en 2014 me tocaba ganar la partida, o al menos intentarlo. Devolver, agradecer lo que he recibido y disfrutado estos dos años, y ante el llamamiento de los jefes y de @puratura, he dado un paso adelante: esta vez no solo voy a Bilbao sino que doy una charla. Uf, mejor no lo pienso porque me pongo mala antes de tiempo… Como tengo una mente práctica, estoy poniendo mis medios para no morir en el intento.

Mi intención (y por si muero en circunstancias sospechosas) es hablar de fluidos comprimidos, en concreto de temas de actualidad que escuché en FLUCOMP 2014 y así rozar tangencialmente el tema de mi tesis. Aún no he sido capaz de asumir que no me voy a escapar de esta…, y que debo empezar a pensar seriamente cómo voy a contar todo esto.

En cualquier caso, si estás cerca de Bilbao, o si tienes unos días para escaparte desde el otro extremo del mundo, yo que tú no me perdería el evento, no por mi intervención sino porque como puedes ver el programa tiene una pinta estupenda: ciencia contada por los mejores divulgadores para todos los públicos. No te creas…, lo que más rabia me da es llegar el viernes por la tarde, y que no tendré la posibilidad de estar pendiente del streaming esa mañana :P La vida es dura… Y vosotros qué, ¿nos vemos en Bilbao? 

martes, 26 de agosto de 2014

Echando cuentas...

Gracias a vosotros
no conozco la unidad:
en mi primer recuerdo
(¿real?, ¿imaginario?)
empezábamos a ser tres.
Los tres juntos aprendimos
a ser cuatro, y luego cinco.

90 metros cuadrados,
dormitorios dobles y triples,
la única mesa de estudio,
las camas que se guardan
contra la pared, aquellos
juegos interminables,
las fiestas en McDonalds,
las chuches que no tomamos.

110 metros cuadrados,
se nos hacían inmensos,
preferíamos aprovecharlos
metidos los cinco en un cuarto.

Y es ahora que ya
no nos cubre el mismo techo
que me doy cuenta
con quién comparto la sonrisa;
con quién comparto música y poesía,
quién me sorprende y admira cada día,
quién parece estar dentro de mi cabeza...

Gracias: no os elegí
pero de haber podido
seríais mis únicos candidatos.
Gracias por existir,
gracias por estar siempre ahí.

lunes, 18 de agosto de 2014

No son más dulces que la miel...

Dedicado al niño que pensaba que sus flores eran más dulces que la miel

Seguro que en más de una ocasión te habrás encontrado con este arbusto de flores blancas o rosas por todas partes, en colegios, en parques, al borde de las carreteras… Quizá lo que no sabes (o sí) es que es un potencial asesino, que quizá debería estar más controlado en dónde se planta, porque hay bellezas que matan, o al menos que te dejan pachucho pachucho. De hecho, en alguna serie policiaca ha resultado ser el principal asesino.

Aquí os presento a la adelfa, cuyo nombre científico es Nerium oleander, y junto a su hermana Thevetia peruviana, son las dos representantes principales de la familia Apocynaceae. Ambas dos se usan como arbustos ornamentales en zonas tropicales y subtropicales de nuestro planeta, si bien su toxicidad es de sobra conocida. Hay pocos casos publicados, y por tanto no hay suficientes datos, para determinar cuál es la dosis letal, pero sí se conoce que depende de varios factores: la cantidad ingerida, la parte de la planta, la concentración en toxinas de la planta, y la edad y salud previa del paciente intoxicado. Y aún así, la mortalidad humana asociada con la ingestión de adelfa es generalmente muy baja, incluso en los casos de consumo intencional (intentos de suicidio).

Cabe resaltar que todas las partes de la planta son tóxicas, incluidos los productos de su combustión y el néctar de sus flores. Además, suele haber hojas, flores y vainas de semilla en el suelo, de manera que están al alcance de cualquier niño curioso… Lo único bueno es que como tiene un potente sabor amargo, los niños no suelen ingerir grandes cantidades. Por ejemplo, la masticación de hojas de adelfa libera saponinas, que son agentes surfactantes nocivos que provocan sensación de ardor en la boca. Pero se ha observado en intoxicaciones de mascotas domésticas, que la palatabilidad cambia si el arbusto ha sido podado, tratado con herbicidas como el ácido 2,4-diclorofenoxiacético, o si se consume con otros alimentos, así que de cualquier forma: ¡cuidado!
Vía
La toxicidad de las adelfas se debe principalmente a los glucósidos cardíacos, que son compuestos esteroideos con efectos sobre el músculo cardíaco, y que de hecho se han usado como fármacos pero la ventana terapéutica es pequeña y es fácil provocar una sobredosis.

Los glucósidos cardíacos están formados por tres subunidades diferenciadas: un esqueleto esteroideo, ligado a un anillo de lactona, unido a un carbohidrato o azúcar por enlace glicosídico. El esqueleto esteroideo junto con el anillo de lactona se conoce como genina o aglicona. Esta fracción genina es muy similar entre todos los glucósidos cardíacos conocidos, variando solo en el grupo funcional del carbono 10 y/o 13. Por el contrario, el azúcar o carbohidrato de cada uno de ellos es específico: la digitoxigenina en la digitoxina, la oleandrosa en la oleandrina, etc. Y justamente este azúcar introduce la variabilidad en las respectivas actividades biológicas de los glucósidos cardíacos.
Vía
Los glucósidos cardíacos se unen a la bomba de Na+/K+ATPasa de las membranas citoplasmáticas de las células cardíacas, y la inactivan. En consecuencia, aumenta la concentración de Na+ y afecta a los canales de intercambio de Na+/Ca2+, aumentando el Ca2+ intracelular y la fuerza de contracción (lo que se conoce como efecto inotrópico positivo). También se incrementa el potencial de membrana en reposo de la célula, con lo que aumenta la tasa de despolarización celular espontánea y la automaticidad del miocardio. Además, la inhibición de la bomba Na+/K+ATPasa afecta al movimiento intracelular del K+ y puede provocar hiperpotasemia.

El envenenamiento por adelfa tiene como síntomas también las náuseas, vómitos, salivación aumentada, dolor abdominal y diarrea. Se pueden producir arritmias cardiovasculares, y temblores, somnolencia, ataxia, perturbaciones visuales y debilidad. La ingestión de estas plantas puede causar irritación de las mucosas y producir eritema bucal y sensación de ardor en la boca.

Los tratamientos disponibles para el envenenamiento con adelfa se pueden dividir en 3 categorías:

1. Eliminación gastrointestinal de toxinas no absorbidas.  La descontaminación gástrica vía eméticos, lavado de estómago, instilación de carbón activado, y catárticos salinos es lo más efectivo.

El carbón activado se suele usar en casos como descontaminación gastrointestinal para unirse a las toxinas en el estómago y reducir la absorción. Se ha comparado la administración de múltiples dosis de carbón activo (MDAC por sus siglas en inglés: multiple dosis activated carbon) versus a un única dosis (SDAC, single dose) y se encontró que ni el MDAC ni el SDAC reducían la muerte tras el envenenamiento por T. peruviana, aunque sí hubo una pequeña reducción en el número de arritmias significativas.

2. Medidas de soporte diseñadas para mantener la estabilidad hemodinámica:  monitoreo y control de los niveles de electrolito.

3. Eliminación sistémica de las toxinas de adelfa absorbidas, que depende de los mecanismos de aclaramiento hepático o renal. La reabsorción intestinal de toxinas puede prolongar la vida media de los compuestos, por lo que se hacen necesarios los tratamientos de esta tercera categoría.

Los fragmentos de anticuerpo Fab específicos de digoxina suministrados intravenosamente han sido  usados con éxito para casos aislados de envenenamiento con N. oleander. Un estudio in vitro demostró que los fragmentos de anticuerpo Fab específicos de digoxina se unen a la oleandrina y , por tanto, reducen la concentración de oleandrina activa. La efectividad de este tratamiento se basa en que los glucósidos cardíacos de adelfa y digoxina exhiben una reactividad cruzada estimada en 100:1 hacia los anticuerpos específicos de digoxina.

Esta entrada participa en el XXXVIII Carnaval de la Química alojado en este blog y en la XXXI Edición del Carnaval de Biología que acoge ScyKness

Bibliografía:


Bandara V, Weinstein SA, White J, & Eddleston M (2010). A review of the natural history, toxinology, diagnosis and clinical management of Nerium oleander (common oleander) and Thevetia peruviana (yellow oleander) poisoning. Toxicon : official journal of the International Society on Toxinology, 56 (3), 273-81 PMID: 20438743

Langford SD, & Boor PJ (1996). Oleander toxicity: an examination of human and animal toxic exposures. Toxicology, 109 (1), 1-13 PMID: 8619248

martes, 5 de agosto de 2014

Participaciones en la #EdiciónSr @carnavalquimica

1. Microscopía de barrido: ¡la ciencia es bella! por @ununcuadio en Pero eso es otra historia...
2. De la valencia y el enlace químico (I) por @edocet en Cuaderno de Cultura Científica
3. Gas ideal por @teoremadegoedel en Literatura es aprehender la realidad (y también en Ciencia y lógica son suficientes)
4. Descubrimientos de la química [documental] por @DaniEPAP en Ese punto azul pálido
5. Arthur Caley, la teoría de grafos y los isómeros químicos por @MartaMachoS en Cuaderno de Cultura Científica
6. Fluctuaciones cuánticas y aspirinas por @edocet en Cuaderno de Cultura Científica
7. Enlace por @teoremadegoedel en Literatura es aprehender la realidad
8. Los protectores solares, ¿tóxicos para la vida marina? por @divulgades en Divulgades
9. Benjamin Silliman, químico por @MartaMachoS en ::ZTFNews.org
10. ¿Existe la molécula de dos átomos de carbono? por @manolo_ar en La última pregunta
11. ¿Te ves gordo? No te preocupes. En realidad tu cuerpo es prácticamente un 100%... vacío por @franchicomol en Franchicomol
12. De la valencia y el enlace químico (y II) por @edocet en Cuaderno de Cultura Científica
13. Los seis preceptos de la nanociencia por @acc_science en Acelerando la Ciencia
14. Las dioxinas como veneno: el caso Yúshchenko por @quimitube en Quimitube
15. Reducción de la radiactividad durante el compostaje por @germantortosa en Compostando Ciencia
16. Sol, agua, aire: amoníaco por @edocet en Cuaderno de Cultura Científica
17. Johan Kjeldahl y la cerveza por @MartaMachoS en ::ZTFNews.org
18. Richard L. M. Synge (1914-1994) por @MartaMachoS en ::ZTFNews.org
19. No son más dulces que la miel... por @ununcuadio en Pero eso es otra historia...
20. Linus Pauling, Premio Nobel de Química y de la Paz por @MartaMachoS en ::ZTFNews.org
21. Inteligencia contraterrorista contra el cáncer por @edocet en Cuaderno de Cultura Científica
22. Florence Barbara Seibert, bioquímica por @MartaMachoS en ::ZTFNews.org
23. ¡Feliz cumpleaños, galio! por @MartaMachoS en ::ZTFNews.org
24. Carl Bosch (1874-1940) por @MartaMachoS en ::ZTFNews.org
25. El mapa de Vinlandia (I) por @jlmgarvayo en Afán por saber
26. Biosensores que huelen a rayos por @edocet en Cuaderno de Cultura Científica
27. El mapa de Vinlandia (II) por @jlmgarvayo en Afán por saber
28. El nombre del elemento 109, en honor a Lise Meitner por @MartaMachoS en ::ZTFNews.org
29. Concepto de mol por @descubrequimica en Descubrir la química II
30. Bernard Vonnegut: sembrador de nubes por @MartaMachoS en ::ZTFNews.org
31. Theodor Svedberg y la ultracentrifugación por @MartaMachoS en ::ZTFNews.org
32. Ébola trucos mortales para hacerse invisible por @3dciencia en Flagellum. Impulsando la comprensión de la ciencia.
33. Hace 105 años, la 'bala mágica' curó por primera vez por @MartaMachoS en ::ZTFNews.org
34. El mapa de Vinlandia (III) por @jlmgarvayo en Afán por saber

Microscopía de barrido: ¡la ciencia es bella!

Una cosa que nos interesa a los científicos es espiar los secretos de los materiales con los que trabajamos, y la microscopía nos ayuda bastante en nuestro objetivo. Cuando se trata de nanomateriales, necesitamos usar microscopios electrónicos que nos permiten echar una ojeada a tamaños menores que los microscopios ópticos, debido a que la longitud de onda de un electrón es mucho menor que la de un fotón de luz visible. Un microscopio electrónico puede ser o bien de transmisión (TEM, por sus siglas en inglés), o bien de barrido (SEM). En el caso del SEM, se hace un "barrido" de la superficie: los electrones del haz incidente interaccionan con los electrones de la superficie del material, repeliéndose (tienen carga negativa), por lo que los electrones incidentes son desviados por los electrones del material modificando su momento angular y/o su energía. Por eso, este proceso debe realizarse a alto vacío, para que los electrones no sean desviados por el aire. Si nuestra muestra no es conductora, habrá que recubrirla con algo que sí lo sea. Un microscopio SEM tiene una pistola de electrones, que es la que produce el haz que se enfoca sobre la muestra mediante óptica electromagnética. El detector recoge los electrones que vienen de la muestra, y la energía, intensidad y ubicación de estos se usa para producir la imagen.

Este sería un ejemplo de una muestra polimérica recubierta por oro:


Después de analizar tropecientas imágenes de bastantes muestras, yo aún seguía esperando encontrarme a Frodo y Sam guiados por Gollum camino de Mordor..., así que hice un fotomontaje para el concurso de fotos de mi instituto de materiales, y quedé como tercera finalista. Aquí os dejo a Gollum en el nanomundo:


Para saber más:

Determinación de la composición elemental átomo a átomo usando microscopía electrónica.

Esta entrada participa en laXI Edición del Carnaval de Humanidades,cuyo blog anfitrión es SCIENTIA, en la Edición LV del Carnaval de la Física cuyo blog anfitrión es Cosmos-El Universo y en  el XXXVIII Carnaval de la Química alojado en este blog.