lunes, 30 de diciembre de 2013

Fin del Carnaval de Física

Me siento la anfitriona más descuidada de toda la blogosfera con respecto al Carnaval de Física que he acogido, pero la vida es la vida, y he estado bastante superada: ¡incluso en vacaciones y en Navidad! De hecho, dejo programada esta entrada para el 30 de diciembre porque no sé si tendré Internet para entonces. Sí que doy las gracias a todos los que habéis participado, y a todos los que no os ha dado la vida pues también. Al menos podéis disfrutar como yo de lo que han escrito otros:

3. ¿Qué es un planeta? por Fran Sevilla en Vega 0.0
5. El Darwin de la Física por José Antonio Bustelo en El Pintor de las Sombras
8. Postal de Nadal/ Postal de Navidad por Araceli Giménez en su blog
13. 115 años de radio por Marta Macho en ::ZTFNews.org

Sé que la tradición es hacer un mini-resumen de cada entrada participante, pero en serio, pienso que os destriparía parte de la emoción y os animo a leerlas solo con el título ;) Tampoco os oculto que no he terminado de leeros a todos aún, pero sí puedo decir que merece mucho la pena. ¡Gracias por hacer posible que este Carnaval siga en pie! Os esperamos a todos en La Aventura de la Ciencia

jueves, 26 de diciembre de 2013

Cuando leo poesía

Cojo el libro y hojeo el índice, las dedicatorias o el prólogo, me estoy preparando para empezar a leer. Y me entra un escalofrío, una especie de emoción ante lo desconocido. En el fondo me pasa con cada libro y con cada historia, pero está acentuado cuando leo poesía. Y empiezo a leer esperando que me sorprendan, más bien que me mantengan en ese estado inicial de sorpresa. La mayoría lo consigue, otros no tanto.

Aquí mi particular selección de poemas de Señor de los balcones de José Luis Vidal, que no me ha gustado tanto como Casi de Rodrigo Manzuco (del que os hablaré en otra ocasión):

BAJO EL MAGNOLIO

El día
ya era
un abierto
y amable 
paraguas
sobre
mi cabeza.

El sol
se apoyaba
en la fuente
como una 
pajita
en su limonada.

(...)

BAJO LA CAMA

El sol
era un blando mastín
que se dejaba empujar
y que enseñaba los dientes,
cuando tú y yo nos reíamos
bajo la cama 
y nuestros padres
ponían precio
a nuestras cabezas.

CODICIA

Decididamente
haré mi vida
en este banco
y una a una
contaré 
todas las horas
que, brillantes,
tú me des,
como el avaro
despreciable
que acaricia 
sus monedas.

TU SOMBRA

Tu sombra:

una pequeña noche
levantada en la noche,
que no puede dormir;

una mirada humilde
del perro que desprecias;

una mano tendida
del mendigo al que ignoras.

Tu sombra:

ella es lo tierno,
lo sin hacer,
lo que está vivo para nada;
tu sin luz,
tu no tú;

tu igual
cuando no te levantes.

Y ahora solo de versos sueltos: "... belleza, ten piedad de mí...". de Emily Dickinson. ¿Y qué me decís de "así, a contra luz" (PIAR CAUTIVO)? 


miércoles, 25 de diciembre de 2013

¡¡¡Feliz Navidad!!!

Hasta que se me ocurra otra frikidad semejante, os dejo con mi belén científico del año pasado (para los nuevos/despistados) lo podéis leer aquí. Por desgracia, la situación para los científicos, y en general, para España, siguen igual o más bien, peor; así que sigue siendo de plena actualidad el éxodo de científicos, los problemas de conseguir un contrato o una beca decente... Para que nos lo tomemos con humor y porque sí y punto: ¡¡¡Feliz Navidad a todos!!!

A María se le han cumplido los días del alumbramiento, y ha dado a luz a su hijo primogénito, le envolvió en papel de filtro y le acostó en el cristalizador, porque no tenían cobertura en el sótano para llamar al hospital y no quedaba ni el conserje en el edificio.

martes, 24 de diciembre de 2013

Explícame el arte, por favor

Voy con bastante retraso contando mis experiencias allá por el mundo xD Por ejemplo que tuve una parada técnica en Navarra a mediados de noviembre, coincidiendo con la semana de la ciencia. Y pedí información por Twitter a Javier Armentia, el Club de Amigos de la Ciencia y el Planetario, y acabé yendo con mi hermana (sí, la misma que vino al CERN y a desGRANÁndo Ciencia y que se apunta a un bombardeo aunque sea radiactivo como su hermana mayor) al Museo de Navarra. Junto con el Planetario, organizaban una interesante actividad, en la que nos guiaron por varias obras escogidas. Las guías de allí, del Museo, nos hablaban del pintor, de la historia del cuadro, de la técnica empleada, etc., y Fernando Jáuregui del Planetario nos introducía en los elementos del cielo, constelaciones que aparecían en dichos cuadros. Y es que..., a veces me doy cuenta de que el Carnaval de Humanidades está bien pero que hay cosas que están mejor y que os recomiendo vivamente que estéis al tanto: ha habido por este Reyno de Navarra, un ciclo de conferencias de Ciencia y Humanismo, la revista de Journal of Feelsynapsis que recientemente ha incorporado a Molinos a su plantilla, y no es precisamente científica ni se corta un pelo en decirlo, y muchas cosas de las que ahora no caigo o de las que no sé.

El caso, no sé cómo lo hago para irme por las ramas siempre, es que disfruté infinito de esa mañana en el Museo, igual que disfruté mucho de mi visita al Mnac con Pablo, y es que el arte en cualquier forma, llega a la gente incluso a los que no entendemos nada (por cierto, que viene que ni pintado aquí cómo Molinos lleva a sus hijas pequeñas a exposiciones de pintura, os recomiendo leerlo en su desternillante libro), pero necesitamos un catalizador: alguien que nos explique, que se encargue de hacer que nos fijemos en detalles que de otra forma no miraríamos ni nos percataríamos de su existencia. Y si eso encima sirve de puente para conectar con la astronomía moderna y la historia de la astronomía; y más en general con la ciencia y su historia, pues yo me apunto sí o sí. Por eso, me gustaría felicitar desde este blog al Museo de Navarra, al Planetario y al Club de Amigos de la Ciencia, por esta genial iniciativa, que empezó en la sede del Museo y acabó visionando en el Planetario una película que aúna ciencia y el Museo de El Prado: Noche estrellada en el Museo.

lunes, 23 de diciembre de 2013

-¿De integración? Bien, gracias

Se encienden las luces tras el concierto. El Mesías de Haendel ha sido tan espectacular como venía preparada después de leer a Zweig. Es verdad que estoy agotada, la semana en el curro está siendo especialmente digamos que "intensa". Si pudiera devolver la entrada, la hubiera devuelto; pero no puedo y decido disfrutar al máximo. Aún así hay momentos en que se me va la cabeza, desconecto, y acabo en otro país lejano cercano al duermevela. Se hace tarde, y tengo 1 hora de transporte público hasta casa. Aplaudimos a rabiar: ha sido genial, y los intérpretes lo han hecho muy bien. O puede ser que no tenga ni idea y esté equivocándome, pero yo he disfrutado mucho. En la fila de delante hay un hombre que empieza a bramar: ¡¡¡BRAVO!!!, ¡¡¡BRAVO!!! Desconcierto general. Todos buscamos con la mirada a quién grita. De un vistazo me doy cuenta de que es discapacitado, por la forma de aplaudir, y porque no deja de gritar. Pienso en que su acompañante, podría explicarle cuáles son las normas protocolarias cuando se asiste a una orquesta, pero casi en seguida descubro que ha venido solo igual que yo. Y me siento unida por un vínculo extraño...que me hace sentir vergüenza no de él que expresa con gritos su entusiasmo y agradecimiento a los músicos, el coro y el director; sino a los que están sentados cerca de él que se giran con miradas de burla y risa. No tengo ni idea de cuáles son las normas del protocolo, ahora que lo pienso, pero no me parece educado marcharse del teatro antes de que salgan los músicos a quiénes estamos aplaudiendo, por mucho que tengas al lado a un ¿energúmeno? que aplaude como un ¿loco? y que grita ¡¡¡BRAVO!!! Me parece que como ciudadanos hemos suspendido una asignatura más importante que la buena educación, para que luego nos pregunten por la integración y la tolerancia con los inmigrantes, los enfermos, los discapacitados, los "diferentes". Contestemos a coro: - ¿De integración? ¡Bien, gracias!

domingo, 22 de diciembre de 2013

Vuelve a casa por Navidad

y otras paparruchas que NO son en absoluto ciertas, a pesar de que tenga genes del Grinch y venga del país de Pesadilla antes de Navidad. En fin, que ayer me dispuse a venir de tierras catalanas al frío norte al que pertenecen mi pasado, y de momento mi familia. La manera menos traumática hasta que los físicos consigan el teletransporte suele ser el tren Intercity. Antes te das un paseo por la red de Rodalies, y apareces (con suerte) una hora antes de que despegue tu tren en la estación de Sants. Estación repletita de recuerdos de horas de aburrimiento esperando el tren hotel de Granada. La estación de Sants está a tope, parece que todos hemos tenido la misma idea de volver a casa en Navidad (a la que probablemente haya contribuido la huelga del día anterior a Renfe, otra vez desmontando el mito de vuelta a casa en Navidad, vale ya me callo). No hay sitio para sentarse, y la cola para bajar al andén hace varias eses, y en ese ambiente llega una señora para coger el tren anterior. No la dejan pasar, y se pone a gritar no sé qué del metro, y de que ha llegado antes de y media, y que si son fiestas... Los de Renfe hacen piña del otro lado para no dejarla pasar, con lo que empieza a gritar todavía más desagradablemente. Reconozco que es horroroso perder tu tren por apenas unos minutos, y que todos desearíamos que nunca nos pasara algo similar. Pero, ¿en serio que pase, (y me han pasado peores, ojo) me da derecho a echarles el mal de ojo o una maldición más potente a los encargados que están sobrepasados de trabajo especialmente en fiestas?

En fin, pasamos al momento de entrar al tren, y dejar los maletones e intentar acomodarte y dejar sitio a tantos otros más. Cuando ya estás sentada, relajada, has escrito por Whatsapp que ya vas de camino, ha llegado tu acompañante de la ventanilla, se ha colocado y relajado respectivamente; aparece una pareja que entre ellos hablan en otro idioma (me parece que alemán) y que lleva cada uno un maletón 10 veces más grande que el mío (y no exagero). Como llegan los últimos al vagón, no queda ni un mínimo hueco, y la chica empieza a despotricar en voz alta (y en español) de que España es un país horroroso y los españoles unos cretinos sin educación que no dejan sitio a sus maletas. Me levanto y retiro mi abrigo gooordo, y mi portátil y lo acomodo entre mis piernas (además del bolso que ya tenía). Obviamente no soy la solución pero contribuyo un poco. Ellos siguen paseando de un lado al otro, arrastrando sus maletas, y ella (a él no le entiendo) va repitiendo sus amables opiniones sobre los ocupantes del tren, incluido al revisor que viene a decirles que la maleta (podríamos llamarla LA MALETA ENORME) no puede estar en medio del pasillo, si acaso en la plataforma y se lo tiene que repetir varias veces.

Salir del tren en Pamplona es una odisea, todos tenemos muchas ganas de ser abrazados y besados, y tenemos grandes bolsas, y queremos salir los primeros. Esta vez no llevo tantos libros y mi maleta de ruedas no es tan inamovible como en otras ocasiones, pero aún así pesa lo suyo. Y no hay nadie en el andén (de los míos, del resto hay mogollón, claro) así que me resigno a arrastrar penosamente mi maleta escaleras abajo, escaleras arriba, y cuando cojo resuello mientras trato de que no se me caiga el abrigo, el libro y el portátil, veo que llega la furgoneta de mi familia. ¡Aleluya! Me acerco y empiezo a ver que bajan tooodos mis hermanos: uno va de mexicano con guitarra, otra con una pancarta con mi nombre, y la otra con un mono azul. Y, lo siento, el poco espíritu navideño que tenía a las 7 de la mañana se ha desvanecido sin dejar rastro...
Postdata: adoro a mi familia, por si aún no está claro :)

martes, 10 de diciembre de 2013

#Nosinevidencia

Yo también me uno (y os invito a hacer lo propio) a este imprescindible Manifiesto:

La evidencia científica es uno de los pilares sobre los que se asienta la medicina moderna. Esto no siempre ha sido así: durante años, se aplicaron tratamientos médicos sin comprobar previamente su eficacia y seguridad. Algunos fueron efectivos, aunque muchos tuvieron resultados desastrosos.
Sin embargo, en la época en la que más conocimientos científicos se acumulan de la historia de la humanidad, existen todavía pseudo-ciencias que pretenden, sin demostrar ninguna efectividad ni seguridad, pasar por disciplinas cercanas a la medicina y llegar a los pacientes.
Los firmantes de este manifiesto, profesionales sanitarios y de otras ramas de la ciencia, periodistas y otros, somos conscientes de que nuestra responsabilidad, tanto legal como ética, consiste en aportar el mejor tratamiento posible a los pacientes y velar por su salud. Por ello, la aparición en los medios de comunicación de noticias sobre la apertura de un proceso de regulación y aprobación de medicamentos homeopáticos nos preocupa como sanitarios, científicos y ciudadanos, y creemos que debemos actuar al respecto. Las declaraciones de la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) asegurando que “no todos los medicamentos homeopáticos tienen que demostrar su eficacia” y que “la seguridad no se tiene que demostrar con ensayos clínicos específicos” no hacen sino aumentar nuestra preocupación.
Por lo tanto, solicitamos:
  1. Que no se apruebe ningún tratamiento que no haya demostrado, mediante ensayos clínicos reproducibles, unas condiciones de eficacia y seguridad al menos superiores a placebo. La regulación de unos supuestos medicamentos homeopáticos sin indicación terapéutica es una grave contradicción en sí misma y debe ser rechazada. Si no está indicado para nada ¿para qué hay que darlo?.
  2. Que la AEMPS retire de la comercialización aquellos fármacos, de cualquier tipo, que pese a haber sido aprobados, no hayan demostrado una eficacia mayor que el placebo o que presenten unos efectos adversos desproporcionados.
  3. Que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el resto de autoridades sanitarias persigan a aquellas empresas que atribuyen cualidades curativas o beneficiosas para la salud a sus productos sin haberlo demostrado científicamente.
  4. Que el Consejo General de Colegios de Médicos de España / Organización Médica Colegial, en cumplimiento del artículo 26 del Código de Deontología Médica, desapruebe a los facultativos que prescriban tratamientos sin evidencia científica demostrada.

lunes, 9 de diciembre de 2013

Participaciones en el XVLII Carnaval de Física

3. ¿Qué es un planeta? por Fran Sevilla en Vega 0.0
5. El Darwin de la Física por José Antonio Bustelo en El Pintor de las Sombras
8. Postal de Nadal/ Postal de Navidad por Araceli Giménez en su blog
13. 115 años de radio por Marta Macho en ::ZTFNews.org

domingo, 8 de diciembre de 2013

En diciembre, Carnaval de Física

Los lectores de este blog, saben que soy fan(ática) número 1 de los Carnavales de la blogosfera, desde que a través de Eureka llegué al de Química en el blog de Luis Moreno, he participado en todos los que he podido, he acogido todos los que he podido, y ¡hasta me he atrevido a crear un nuevo Carnaval! Así que he decidido asumir el reto de saldar la deuda que tiene todo químico con la física que nos permite comprender mejor la materia con la que trabajamos en el laboratorio: desde el bosón de Higgs, hasta las estrellas más viejas de este Universo, pasando por un montón de temas que están presentes no solo en la vida de un científico investigador, sino que son leyes que permiten que los coches y la tecnología en general funcionen de la manera deseada, que hacen tan difícil planear poner a Curiosity en Marte y hacerlo bien, ay, perdón, me he vuelto a ir de la vida cotidiana al espacio... pensando en la gravedad.

Pero este reto ha comenzado un poco mal, porque en mi despiste vital, se me olvidó que diciembre era mi mes del Carnaval, y este post sale el 8 de diciembre en lugar del 1... Mis disculpas a todos los afectados, y procuraremos llevar mejor la gestión en estas fechas pre-navideñas. Es la primera vez que acojo este Carnaval, y lo hago con la ilusión de aprender, porque reconozco que en la carrera llevé atragantada la Física..., así que espero que entre todos me hagáis replantearme mi futuro profesional. Bueno, vale, eso ha sido exagerado, pero mis ganas de aprender no lo son. ¡Os espero!

Un poco de historia: esta es la edición XLVII del Carnaval de divulgación científica más antiguo de España, desde el 2009, y que ha cumplido la friolera de cuatro años y todo blogger que se precie sabe que esa cifra empieza a ser imponente en la fugacidad del mundo internauta. Y ahora pasamos a la parte normativa:

Reglas para participar en el Carnaval de Física

Cualquier bloguero que quiera participar en el Carnaval de la Física, deberà cumplir con estas reglas básicas:

Los blogueros que decidan participar en el Carnaval de la Física deberán: indicar en el mismo post con el que piensan participar que su contribución formará parte de la edición XLVII (diciembre); poner un enlace que dirija el usuario al blog anfitrión. Es decir, algo como esto "Este post participa en el XLVII Edición del Carnaval de la Física acogido en Pero eso es otra historia. Posteriormente, deberán enviar el enlace del post a la dirección de correo electrónico: worlderlenmeyer@gmail.com. No vale dejar un comentario en el blog del anfitrión. Las contribuciones señaladas a través de este método no serán tomadas en consideración para participar en el Carnaval de la Física. Las fechas de envio de los post es desde el dia 1 al 25 de diciembre (podéis participar retroactivamente del 1-8 de diciembre)

Se puede participar con un post, artículo, video, chiste, etc. No hay que olvidar que el objetivo es divulgar la Física, así que los post deben estar escritos en un lenguaje claro y conciso, y los conceptos físicos bien explicados.

Normas para la protección de la difusión de la ciencia

Recordatorio para los participantes
Cada participante es libre de tratar cualquier tema (histórico, de contenido literario, artístico, etc.) que esté relacionado con la física. Asimismo, puesto que la intención del Carnaval de la Física no es hacer ciencia sino divulgarla, los blogueros que quieran hablar sobre nuevas teorías de la física o de la ciencia en general deberán haber superado al menos un proceso de revisión por pares (peer-review, en inglés) en una revista nacional o internacional reconocida por la comunidad científica internacional. La exposición de teorías propias no serán aceptadas.

El tema que he pensado para este Carnaval tachán tachán es El principio de la Física, porque me apasiona la historia de la ciencia y la Física es de las primeras en consolidarse como tal. También podemos jugar con el título y cambiarlo a Los principios en Física.  No obstante el tema propuesto es meramente orientativo, se admitirá cualquier tema relativo al campo de la física.